Traducir

Mostrando las entradas con la etiqueta Silicon Valley y skunworks. Mostrar todas las entradas

Silicon Valley y skunworks, Google y los cambios que se avecinan en telefonía


La firma tendrá a científicos de elite desarrollando nuevas tecnologías para los teléfonos Motorola; los expertos buscan mejorar el reconocimiento de voz, las cámaras y las baterías de los móviles.

Google dió el lunes sus primeros indicios sobre los grandes planes que tiene para su recién adquirida compañía de teléfonos celulares, Motorola Mobility.

El director ejecutivo de Motorola, Dennis Woodside, habló acerca de los planes de la compañía para implementar recortes así como añadir empleados en áreas clave para rivalizar con sus competidores más exitosos, como Apple y Samsung.

Algunas de las primeras medidas que tomará Motorola son de manual básico : planea recortar una quinta parte de su personal, salir de los mercados no rentables, reducir su producción a unos cuantos productos medulares y repensar su campaña publicitaria.

No obstante, Motorola también está constituyendo una nueva división con la que espera atraer a algunos de los investigadores de élite del mundo. 

Denominada "Advanced Technology and Projects", la unidad reunirá a un pequeño grupo de científicos, mecánicos y expertos comisionados para desarrollar tecnologías innovadoras que se puedan incluir en los dispositivos de Motorola.

Estas iniciativas o proyectos, conocidos como skunkworks (grupos dentro de una organización con un alto grado de autonomía y poca burocracia), son cada vez más comunes en Silicon Valley, pero el de Motorola viene con una vuelta de tuerca: para asegurar que los proyectos no sólo lleguen a término sino que se desarrollen rápidamente, los ingenieros de ese grupo especializado solamente trabajarán dos años en el laboratorio. 

Luego tendrán que irse.

El grupo está contratando expertos en metales, acústica e inteligencia artificial. Los proyectos actuales incluyen sensores de reconocimiento de voz, mejores cámaras para smartphones y baterías que pueden durar varios días. 

Google se negó a confirmar esos detalles.

Si la nueva división suena como algo salido de las películas de James Bond, no anda lejos. La líder del grupo es Regina Dugan, ex directora de la agencia Darpa (Defense Advanced Research Projects Agency) del Departamento de Defensa estadounidense. 

Ella tomó la idea de su experiencia en Darpa, donde pequeños grupos de ingenieros trabajan en proyectos a corto plazo con una clara fecha límite, después se disuelven.

La medida es parte de un importante y necesario cambio en la forma de hacer negocios de Motorola. 

Después de perder dinero en 14 de los últimos 16 trimestres y ceder cuota de mercado a rivales más grandes, la compañía necesitaba comenzar desde cero.

Es por eso que Google despidió a 40% de los vicepresidentes de Motorola y contrató a sus propios ejecutivos para reemplazar a muchos de ellos. 

Entre los ex Googlers notables que se unieron a Motorola están el propio Woodside, antes director de ventas de publicidad de Google, y Gary Briggs, ex director de marketing de Google, que asumirá el mismo cargo en Motorola.

Los cambios en Motorola no se limitan a nuevas contrataciones y despidos. 

En una táctica estilo Apple, Motorola anunció el lunes que abandonará el mercado de teléfonos de gama baja y se centrará exclusivamente en los teléfonos inteligentes o smartphones. 

También lanzará al mercado sólo un pequeño número de dispositivos cada año.

A pesar de todos estos grandes cambios, Google sigue insistiendo en que mantendrá la autonomía de Motorola. 

La compañía dijo desde el primer día que compró a Motorola principalmente para tener acceso a sus 17,000 patentes, que Google planea usar defensivamente para proteger su ecosistema Android. Google se muestra reacio a darle un trato preferencial y con ello irritar a otros socios de Android que hacen que ese ecosistema móvil sea tan exitoso, sobre todo a Samsung, que es con mucho el fabricante de teléfonos inteligentes más grande del mundo.

Andy Rubin, director de Android, señaló a principios de este año que Google "literalmente construyó un muro de contención" entre Android y Motorola. 

Entre dicha barrera están las garantías de que Motorola continuará licenciando su software Android y las aplicaciones provenientes de Google en las mismas condiciones que los otros fabricantes. 

También tendrá que competir por el contrato si quiere construir el muy codiciado dispositivo "Nexus" que Google saca cada año.

Pero los anuncios del lunes sugieren que la compra de Motorola no fué meramente una costosa maniobra legal para apoderarse de algunas patentes. 

Google ahora tiene su propio laboratorio de hardware y planea sacar el máximo provecho de él.