Traducir

Mostrando las entradas con la etiqueta Dile adiós a las tarjetas de presentación llegó bump. Mostrar todas las entradas

Dile adiós a las tarjetas de presentación llegó bump

Para algunos esta forma de relacionarse murió. 

Para otros, ha evolucionado de forma sorprendente.

'Brindar' con un teléfono celular tal y como cuando se chocan las copas de vino en una cálida cena de amigos es lo que está reemplazando el histórico rito de relacionarse entregando una tarjeta de presentación.

Solo basta un pequeño choque de los aparatos para que Bump una aplicación disponible para iPhone y teléfonos Android haga el trabajo y uno tenga en su celular, de forma instantánea, todos los datos de contacto de la otra persona. 

Y hay más. Bump también permite intercambiar fotos, música, citas del calendario, contactos y compartir aplicaciones.

"Acabamos de sobrepasar 60 millones de descargas. 

Estamos muy emocionados con esa cifra", le dijo a este diario Sadie Bascom, representante de la firma Bump Technologies, una empresa que 'nació' en el 2.009, en California.

Muchas son las cosas que han pasado con esta aplicación desde entonces, pues la 'cibertarjeta' ha evolucionado para convertirse en un sistema con infinitas posibilidades. Todo a partir de la idea de 'brindar' con los teléfonos.

Hay unas tan serias como PayPal, que 'pasa' dinero de un celular a otro, o tan futiles como Remote Prank Sounds, que a distancia pone en aprietos al interlocutor al hacer que su celular suene como una flatulencia o como un eructo. 

Y también hay una que, tras el 'choque', rinde un informe de compatibilidad sexual entre las dos personas.

Pero la fortaleza de Bump podría estar en que se trata de una aplicación de vanguardia que, sin embargo, se sustenta en lo que hoy pareciera una pieza de museo: la proximidad. 

Diferente de grandes fenómenos de la era digital, como Facebook o Twitter, que también sirven para intercambiar fotos y compartir estados, Bump precisa que las personas estén  frente a frente.   

"Es una red social basada en la proximidad. 

Aquí, las personas y las cosas interactuan físicamente", le dijo David Lieb, uno de los fundadores de la aplicación, al diario 'The New York Times'.

Y aunque muchos consideran que las tarjetas físicas jamás morirán, porque no se imaginan en las películas al detective 'chocando' su celular con el testigo de un crimen, o porque en Japón entregar una tarjeta (con las dos manos) es una arraigada muestra de respeto, la verdad es que el negocio de la impresión de tarjetas va en descenso, por lo menos en Colombia.

Por lo pronto cobra vigencia una figura intermedia: las tarjetas de presentación con código QR (Quick Response Barcode), es decir, tarjetas de presentación tradicionales que, no obstante, tienen un código que puede ser leído por algunos teléfonos celulares para no tener que introducir los datos de contacto manualmente.