Top 5 Tech for 2014

El Centro de Investigación Aplicada Tecnalia y la Fundación Sueskola, en España, han presentado un traje inteligente, construido con tejidos avanzados, más ligero que los actuales. 

Permite vigilar el estado de salud de los bomberos y los peligros del entorno mediante sensores. 

Así se puede monitorizar en tiempo real a una brigada de bomberos durante la intervención en un siniestro.

El traje de bombero del futuro está formado por chaqueta, pantalón y camiseta interior sensorizados, un equipo de respiración autónoma avanzado y un sistema de comunicaciones con el centro de control, donde se monitorizan todos los elementos y se gestionan las comunicaciones y alarmas.

A través de la camiseta interior, se monitorizará la salud de los bomberos durante sus intervenciones. 

Esta camiseta incorpora sensores para controlar el ritmo cardiaco, la respiración y la temperatura corporal del bombero, lo que ayudará a prever una situación de estrés térmico o golpe de calor.

La chaqueta y el pantalón, por su parte, tienen incorporados detectores de gases que permiten captar tanto los gases tóxicos del exterior como un descenso en la concentración de oxígeno. 

Además, los tejidos de la indumentaria son más resistentes, ergonómicos para garantizar el confort del profesional y ligeros, favoreciendo todo ello una actuación más eficaz.

En cuanto al equipo de respiración autónoma, incluye un sistema de gestión de la cantidad de aire contenida en la botella y vigilancia de la temperatura exterior, que informa y alerta mediante alarmas acústicas y una PDA. 

Incorpora también un dispositivo que alerta al centro de control si el bombero no se mueve en un tiempo establecido.

Cada una de las partes del traje se comunica inalámbricamente con el centro de control, que es un sistema de gestión de comunicaciones móvil que puede desplazarse con la brigada para controlar in situ la intervención.

Allí, un software monitoriza la variación de las constantes vitales del bombero y de los potenciales gases tóxicos, para que los supervisores de la brigada puedan tomar las decisiones oportunas que garanticen la seguridad de cada uno de ellos y puedan informar por radio de las actuaciones que se deben llevar a cabo. 

También incluye un sistema de alarma general para toda la brigada.

Solo los bomberos en Euskadi realizan más de 15.000 intervenciones al año, cifra que asciende a las 350.000 en España. 

Su alta preparación hace que el índice de accidentalidad entre estos profesionales sea muy bajo, pero cuando los accidentes suceden la gravedad es extrema.

Por ello, aumentar al máximo la seguridad de este colectivo se ha convertido en un objetivo fundamental para garantizar que aquellos que se dedican a salvar vidas no pongan en peligro la suya propia.

La presentación del nuevo traje se enmarca en el  proyecto europeo i-Protect, cuyo objetivo es el desarrollo de estos innovadores equipos de protección para bomberos. 

La iniciativa, que finalizará el próximo mes de septiembre tras tres años de desarrollo, ha dado como fruto seis prototipos de equipos de protección.

Estos prototipos se encuentran actualmente en fase de prueba, en tres tipos diferentes de escenarios: incendios, minería subterránea y accidentes químicos. 

Tras este proyecto se encuentra un consorcio europeo, formado por 15 socios, entre ellos Tecnalia, y liderado por el centro de investigación polaco CIOP-PIB. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba